Respuesta de la Iglesia de Cristo a la promoción actual de la homosexualidad

14 de enero de 2018

 

INTRODUCCIÓN

En el transcurso de esta semana se dio una noticia de esas que no van a pasar desapercibidas y que impactarán sin duda alguna la vida nacional y particularmente la misión de la iglesia de Cristo en el contexto costarricense. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), resolvió ante consulta formal del Estado costarricense, entre otras cosas, que a los homosexuales no debe limitárseles el acceso al matrimonio.

Sin entrar en detalles, por desconocer la totalidad del texto de la resolución de la CIDH, no viene en primera instancia pensamientos acerca del efecto que se producirá a la moralidad tradicional cristina.  Preguntas habrá muchas, no todas se podrán responder en un solo mensaje.

Desarrollo

  1. Antecedentes bíblicos de la homosexualidad

Tal vez la mención más recordada acerca de esta conducta sexual es la que se daba en Sodoma y Gomorra, tanto así que por años a los homosexuales también se las ha conocido como sodomitas, sin embargo, hay otras menciones a esa práctica en la Escritura.

  • Génesis 19:4,5
  • 2Pedro 2:7,8
  • 2Samuel 3:29
  • Romanos 1:26,27

 

  1. Lo que Dios piensa acerca de la homosexualidad

Es pecado que desagrada a Dios

  • 18:22
  • 23:17, 18
  • 1:24-31

 

  1. La conducta del cristiano ante la homosexualidad

Separación (lo cual no quiere decir desprecio o ignorar que existen, son una realidad)

  • 6:14-16
  • 5:9-11
  • 13:1-7
  • 9:31; 22:39

 

 

 

  1. La respuesta de la iglesia de Cristo ante la homosexualidad (al pecado en general)

Todas las personas tienen opción a obtener el perdón de Dios.

  • 2:17;             Cristo vino a llamar a pecadores al arrependimiento
  • 5:31, 32; Cristo vino a llamar a pecadores al arrependimiento
  • 2:4-11; Dios guía a las personas al arrepentimiento, pero puede ser rechazado
  • 5:18-21; donde hay pecado, también se muestra la gracia de Dios
  • 3:23, 24; todos hemos pecado y eso tiene consecuencias
  • 5:6, 8;             Cristo murió por los impíos, todas las personas tienen oportunidad
  • 6:9-11; pecadores restaurados por la gracia de Dios
  • Hechos 3:19; llamado al arrepentimiento para el perdón de pecados
  • 5:19, 20; responsabilidad de dar a conocer las buenas noticias
  • Juan 5:24; oportunidad de pasar de muerte a vida

Conclusión

No hay duda que delante de los ojos de Dios (crean en Él o no las personas), la práctica de la homosexualidad es un pecado relevante, sin embargo, Dios envió a su Hijo Unigénito, a Jesucristo, a pagar el precio de los pecados de todos (la muerte, separación eterna de Dios), y a darnos la oportunidad de recibir perdón divino y darnos vida eterna.  Nuestra responsabilidad como hijos de Dios es amarles, tal como el Señor nos amó a nosotros, pecadores indignos también, pero esto no quiere decir que vamos a consentir su pecado o que vamos tener un compañerismo tal que confunda gravedad del pecado.  Como iglesia, nuestro deber es predicarles el Evangelio, hacerles ver que su estilo de vida no agrada a Dios, pero que hay perdón y restauración completa en Cristo.

Desafío

Examinemos nuestra actitud hacia los homosexuales, y en cuanto tengamos oportunidad presentemos a ellos la oportunidad de conocer el perdón que solamente Cristo les puede ofrecer.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo, Homosexualidad, Pecado, Perdón

David en las Escrituras

Relevancia del Rey David en las Escrituras

Hechos 13:22

 

Introducción

Durante varios meses hemos estudiado a la persona del Rey David, vamos a repasar con algunas citas bíblicas algunos aspectos relevantes de la vida de este importante personaje en las Escrituras.

 

Desarrollo

  • Su nombre aparece unas 860veces en la Biblia
  • Escribió alrededor de 70 salmos
  • Hombre de Dios, 2Cr. 8:14
  • Un hombre conforme al corazón de Dios, 1Sam. 16:7; Hch. 13:22
  • Hombre de fe, Heb. 11:32
  • Modelo a seguir por los reyes israelitas, 1Reyes 3:14; 9:4; 11:4; 14:8; 15:3
  • Recibió la promesa de que de su linaje nacería el Mesías de Israel, Is. 9:6,7; 11:1-10; Jer. 33:15-17
  • Dios le prometió un linaje que reinará para siempre, 2Sam.7:11-17; Ez. 37:23,24; Os. 3:5

 

Conclusión

La persona de David es relevante en las Escrituras, a través tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento su personalidad es resaltada, siendo un ser humano pecador, como alguien en que Dios puso sus ojos no solo para servirle, sino también para hacer grandes cosas por medio de él y de sus descendientes, siendo la cumbre de esta gran obra, el nacimiento del Señor Jesucristo, nuestro Salvador.

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo

Quién es Jesús

¿Quién es Jesús?

Mateo 1:1-16

3 de Dic. de 17

Introducción

Hoy es el primer domingo del mes de diciembre, por tanto, nos detendremos a mirar un poco más a la persona de Jesús.  Nuestra cultura occidental nos lleva a un periodo de consumo de bienes materiales, fiestas, paseos, comidas propias de la época; también nos lleva a reuniones familiares, regalos, etc.  Sin embargo, aunque en términos generales no son intrínsecamente malas todas estas cosas, no debemos olvidar por qué es que los cristianos le damos especial énfasis al mes de diciembre.

En primera instancia, trataremos el tema sobre la genealogía de Jesús, es decir quiénes fueron sus antepasados y algunas particularidades de ellos, notaremos que en los planes de Dios lo que antes fuimos nosotros o nuestros parientes, no tienen por qué impedir que Él nos use para su gloria.

Desarrollo

  1. Quién es Jesucristo
    1. Hijo de David, heredero al trono de Israel; Sal. 132:11; Is. 11:1,2
    2. Hijo de Abraham, bendición para todas las familias de la tierra (también bendición para todos los gentiles); Gén. 12:3; 22:18;
  2. Las mujeres en la genealogía de Cristo
    1. Tamar; un padre tiene un hijo con su nuera; Gén. 38:24-30
    2. Rahab, una prostituta, Jos. 2:1
    3. Rut, una moabita, (descendientes de las hijas de Lot, -Gén. 19:36,-38- no es del linaje “oficial”), Rut 1:4
    4. Betsabé; la mujer que cometió adulterio con el rey David; 2Sam. 12:24,25
  3. Un hombre en particular
    1. Manasés, el peor pecador, pero arrepentido, 2Reyes 21:1,2; 2Crónicas 33:1,2, 12,13
  4. La concepción virginal de Jesucristo
    1. de la cual”; (Mat. 1:16), Jesús no fue “engendrado” por José, (como se menciona en toda la genealogía precedente), sino que nació milagrosamente de María (por el Espíritu Santo, ver Lucas 1:35)

Conclusión

Desde una cuna humilde y con algunos parientes de los cuales nosotros no necesariamente nos sentiríamos orgullosos, viene el linaje real del Salvador del mundo.  Dios puede hacer grandes cosas por medio de personas que nosotros, en nuestros conceptos humanos no apreciaríamos, no juzguemos con ligereza, Dios tiene planes que van más allá de lo que nosotros podemos entender (Is. 55:8; Ef. 3:20).

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo

Habla porque tu siervo oye

Habla, porque tu siervo oye

1Samuel 3:10

26 noviembre 2017

Introducción

Hemos hablado las últimas semanas acerca de la necesidad y la responsabilidad que tenemos para escuchar la voz de Dios, obedecerle y actuar conforme a ella. Continuamos con el tema considerando algunas porciones de la Palabra de Dios que nos reafirman nuestra conveniencia de estar atentos a la vos del Señor.

Desarrollo

  1. Nos guía a la vida eterna, Juan 20:31; 1Juan 5:13;
  2. Nos da consuelo y corrección, Rom. 15:4; 1Cor. 10:11
  3. Tiene vigencia hoy día, Mat. 24:35; Is. 40:8; 2Pedro 1:19
  4. Debemos desearla con pasión, Jer. 15:16; Sal. 119:103; Deut. 8:3; Job 23:12
  5. Nos guía y da sabiduría, Sal. 19:8; Sal. 119:130; Col. 3:16;
  6. Tiene poder en sí misma, Rom. 1:16; Heb. 4:12

Conclusión

Por nuestro propio bienestar debemos decidir el estudio diario de la Palabra de Dios, es una lámpara que nos ilumina el camino que hemos de seguir en el transcurso de nuestro peregrinaje por este mundo.  Si queremos tener una vida gozosa, la mejor ruta es seguir “todo el consejo de Dios” (Hechos 20:27)

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo, Devocional, Estudio bíblico, Llamado de Dios, Obediencia, Vida cristiana

Y la verdad nos hará libres

Y la verdad nos hará libres

Juan 8:31,32

19 noviembre 2017

Introducción

Hemos visto días atrás que Dios quiere que las personas confiemos más en él y no en nosotros mismos.  El Señor llama cada día y tiene interés, para nuestro bien, de que estemos atentos a sus enseñanzas e instrucciones.  ¿Cómo pueden las personas saber qué es lo que Dios quiere? ¿Qué beneficios reporta el estudio de la Biblia?  Vamos a estudiar algunas cosas que la Biblia enseña y que nos pueden llamar la atención y ser de utilidad para nuestra vida cotidiana.

Desarrollo

  • De las tinieblas a la luz, Juan 8:12
  • Donde se encuentra la luz necesaria para el camino de la vida, Salmo 119:105
  • Elimina la ignorancia que lleva a la muerte o separación de Dios, Oseas 4:6
  • Es una guía al conocimiento de la verdad, Juan 16:13
  • Es la voz del Maestro y que debemos seguir, Juan 10:27
  • Nos da libertad, Juan 8:31,32, 34-36
  • Es una responsabilidad personal, 1Pedro 2:21
  • Nos guía a la vida eterna, Juan 5:39
  • Nos da sabiduría para la salvación, 2Tiimoteo 3:14,15
  • Día a día debemos presentarnos delante del Señor, Salmo 5:3

Conclusión

El estudio perseverante y diario de la Biblia, nos lleva a la comunión con Dios, a seguirle, nos da libertad y nos guía en el camino de la vida eterna, es nuestro desafío tener cada día un tiempo con el Señor para conocerle mejor y permitirle que Él guíe nuestro camino, que haga Su obra en nosotros.

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo, Devocional, Estudio bíblico, Jesucristo, Llamado de Dios, Obediencia

Cuando llamé nadie respondió

Cuando llamé nadie respondió

Isaías capítulo 50

 

Introducción

¿Cuántas veces al día el Señor quiere hablar con nosotros? ¿Qué tanto confiamos en él?

El profeta Isaías, inspirado por el Espíritu Santo, da un mensaje al pueblo de Israel que entendía mal las circunstancias que vivían en ese entonces, creían ellos que Dios los había abandonado y que no tendría el poder suficiente para salvarlos. En el texto el Señor los desafía a meditar en su poder y fidelidad contrastados con la autoconfianza de las personas.

Desarrollo

  1. Los responsables de la situación, v. 1
  • No es Dios el que provoca la mala situación
  • El pecado maldad de las personas es lo que provoca la separación de Dios
  1. El llamado y el poder de Dios, vv. 2-10
  • Dios llama con insistencia a las personas, pero estas se esconden y no escuchan, su poder no ha disminuido, vv.2, 3
  • La palabra de Dios es sabiduría, vv. 4,5
    • Para el que está cansado
    • Todos los días habrá sabiduría de Dios para quienes lo quieran escuchar
    • Obediencia y perseverancia
  • Dios me ayudará, vv. 7-9
    • La obediencia a Dios no avergüenza, por el contrario, da seguridad y determinación para actuar, ( 8:21; Sal. 121:1,2; Rom. 1:16; 5:5; 2Tim.1:12)
    • Dios está cerca de nosotros, (Sal. 34:18; 119:15; 145:17; Is. 55:6; 2:13)
    • Dios nos ofrece seguridad, Rom. 8:1; Juan 8:10, 11)
  1. La autoconfianza que perjudica, v.11
  • La confianza en un mismo puede llevar al extravío de la verdad en Cristo, (Jer. 17:5; Prov. 16:25)
  • El alejamiento de Dios provocará dolor

Conclusión

Dios hace un llamado diario, cada mañana a sus hijos para que estén atentos a su palabra, ¿cuán es tu respuesta a ese llamado, estás atento, estás dispuesto a obedecer?

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo, Estudio bíblico, Llamado de Dios, Obediencia, Pecado

Paz a vosotros

Juan 20:19-23

5 de noviembre de 2017

Introducción

Como es habitual, al ser el primer domingo del mes, hablaremos de la persona de Jesucristo.  En esta oportunidad, acerca de un evento especial que ocurrió después de su resurrección cuando se presentó ante sus discípulos.  En el Evangelio de Lucas se presenta el mismo evento, pero con más detalle, tal como Lucas se lo había propuesto (Luc. 1:3), ambos pasajes son paralelos y uno complementa al otro.  Veremos cuán importante es la intervención del Espíritu Santo en las personas para que puedan comprender las escrituras y tengan poder en la predicación del mensaje de salvación.

Desarrollo

  1. Un saludo de paz, vv. 19,21
  • La paz prometida, Juan 14.27; 16:33
  • La paz con Dios, Rom. 5:1
  • La paz que debemos buscar, Rom. 8:6
  • La paz suprema, Fil. 4:7
  1. La Comisión delegada, v.21
  • El alcance y el mensaje, Mc. 16:15,16
  • El respaldo a la obra misionera, Mc. 16:20
  1. La acción del Espíritu Santo, vv. 22, 23
  • El aliento de vida que Dios da, Gén. 2:7 (al igual que el crear al hombre Dios dio aliento de vida, ahora, Dios da un “aliento de vida espiritual” a sus mensajeros)
  • La comprensión del mensaje de la Biblia, Luc. 24:45-47
  • El perdón de pecados provisto por Dios en Cristo debe ser anunciado
    • Solo Dios perdona pecados, Mc. 2:7; Mat. 16:19; Hch. 8:22
    • La necesaria proclamación; Rom. 10:14,15
    • La respuesta al mensaje, Ef. 13

Conclusión

Solamente en Cristo encontramos la verdadera paz, la que perdura; sin la guía del Espíritu Santo no podremos comprender el alcance y propósito de las Escrituras y únicamente con la proclamación del mensaje del Evangelio y la consiguiente respuesta de los oyentes, éstos alcanzarán salvación

Deja un comentario

Archivado bajo Cristianismo, Jesucristo, Llamado de Dios, Prédicas